Función y partes de los uniformes quirúrgicos

En Blog

Saludos cordiales y bienvenidos a una entrada más de este blog. Esta ocasión hablaremos sobre los uniformes quirúrgicos con los que muchos cirujanos de todo el mundo pueden proteger tanto su salud como la de sus pacientes. Sin más que agregar, demos inicio a esta nueva publicación.

¿Qué es y cuál es la finalidad de los uniformes para cirujano?

La finalidad de los uniformes para cirugías es brindar una barrera eficiente que ayude a evitar el esparcimiento de los contaminantes o microorganismos por parte del personal médico hacia los pacientes. A la vez, dicha barrera protege al personal quirúrgico de las posibles infecciones que presenten los pacientes. En general, inhiben que se contamine tanto la herida derivada por cirugías o accidentes, y del área aséptica por el contacto con los cuerpos.

Los uniformes para cirujanos consisten en prendas que cubren al cuerpo casi por completo, desde la cabeza, hasta las manos, el dorso, el tórax, la cara y el calzado. Las prendas que se usan en cada una de estas partes del cuerpo tienen el objetivo de combatir correctamente toda fuente contaminante externa o exógena que pueda portar el especialista para la salud del paciente. La salud tanto del profesional médico como la de las personas intervenidas es resguardada con la ayuda de piezas como las batas estériles o los guantes.

Los uniformes, entendidos según su relación con el entorno, son sumamente importantes, ¿por qué? Porque ayudan a regular el ambiente, a manera de control higiénico de la zona. Estos trajes especiales protegen incluso a los cirujanos que se encuentran expuestos a diversos riesgos debido a que en su trabajo lidian constantemente con personas enfermas o infectadas de virus o microbios que pueden resultar contagiosos y sumamente peligrosos.

Evitar la exposición en estos casos es primordial pues la vida misma de los médicos corre peligro, para ello, los uniformes quirúrgicos han demostrado ser los mejores aliados; no en vano son empleados en básicamente todas las instituciones y empresas que prestan servicios de cirugía, de todo el orbe.

¿Cuáles son las piezas que conforman a los uniformes para cirujanos?

Cada componente que forma parte de ese conjunto denominado “uniforme quirúrgico” funge como un medio protector ante las diversas fuentes contaminantes tanto en el medio, como en los cirujanos y en los pacientes. Dicha protección incluye a áreas corporales como el cabello, la piel, la microbiota nasofaríngea (donde se concentra una de las más grandes fuentes de microrganismos en el cuerpo humano) e inhibe las infecciones que se propagan mediante el aire, los fluidos y la sangre. Es importante que el personal tenga consigo una indumentaria limpia antes de entrar a la sala de cirugías e incluso antes de acceder al hospital o empresa privada con servicios médicos, por ejemplo, las dedicadas a la cirugía plástica.

Hay algunos detalles que vale mencionar, por ejemplo, que las mangas de los uniformes deben ser amplias y cómodas para facilitar la movilidad del cirujano sin comprometer sus brazos, asimismo, inhiben que la contaminación de las axilas tenga contacto con los pacientes. Las batas deben cerrarse para inhibir el llamado efecto fuelle así como la posibilidad tener contacto contra el área estéril durante las cirugías. Para una mayor claridad, a continuación enumeremos las prendas más importantes del conjunto:

  • Las batas.

Estas son hechas regularmente con algodón, con cintas para anudar y una abertura posterior. Cada una de las mangas finaliza en un puño conocido como “de estoniquete” que vuelve sencillo el sobreponer a la bata el puño de los guantes, piezas igual de importantes. Estas prendas, si son de alta calidad, deben evitar que ingresen microorganismos desde la piel del usuario al paciente y al área aséptica, puesto que pueden agraviar la salud de los atendidos. Cabe mencionar que deben también ser muy resistentes a las rasgaduras y a los líquidos por medio de fibras no entrelazadas con la capacidad de aislar la humedad.

  • Pijama para cirugía.

Aunque el nombre sea curioso, esta prenda se usa recurrentemente y consiste en ropa ligera, a saber una camisa sin mangas y sin cuello, y un pantalón amplio con aberturas laterales.

Se trata de una pieza cuyo fin es ocultar al cabello para impedir su caída en áreas estériles o en la herida quirúrgica de las personas intervenidas. El cabello suele ser portador de diversos elementos exógenos riesgosos, sobre todo para las personas convalecientes que pueden sufrir de una infección ante una negligencia. La mayoría de estas piezas se confeccionan con tejido no entrelazado. Si se trata de un personal con cabello largo, generalmente mujer, se suele utilizar turbante.

Es una prenda sin porosidad por la que no pueden ingresar ni salir microbios, sólo si se coloca correctamente. Su importancia estriba en que la boca y la nariz son de las zonas con mayores concentraciones de microrganismos entre los cuales puede haber algunos que causen infecciones u otras anomalías en la salud de los pacientes. También sirven para proteger al cirujano ya que por estas zonas es muy fácil el contagio.

Son igual de importantes ya que con las manos realizamos casi todas nuestras actividad, por lo que es comprensible que sean una frecuente fuente contaminante. Los guantes permiten que los cirujanos maniobren sin inconvenientes pero protegiendo su salud. Ya que estos pueden presentar hechuras de mala calidad por donde pueden acceder elementos nocivos, es importante adquirirlos con firmas que los garanticen.

Si desean adquirir uniformes quirúrgicos de la mejor calidad y a un precio justo acudan a expertos como ESC Representaciones, distribuidores líderes de marcas exclusivas procedentes de otras partes del mundo. Esperamos su visita en la siguiente entrada, ¡hasta la próxima!

Publicaciones recientes