'

Cubre Zapatos

Dentro de la industria de la salud es muy importante la protección, tanto de los pacientes como del personal que tiene contacto directo con ellos, además de los investigadores y laboratoristas que constantemente manipulan muestras, medicinas y cualquier sustancia química para la realización de su trabajo.

Por lo regular, los aditamentos de protección que se utilizan en estos ámbitos constan de guantes, bata, filipina, pantalón, cofia, cubrebocas y cubre zapatos. Estos últimos consisten en una especie de funda para el calzado del personal médico, son flexibles para adaptarse al tamaño de todo tipo de pie, por lo que no necesitan de agujetas ni broches de velcro para cerrarse, sino que basta con una liga en la parte exterior; además, tienen una suela con textura antiderrapante para evitar un resbalo.

Su principal función es la de aislar los zapatos dentro de un entorno muy pulcro, con el fin de evitar que todas las bacterias y microorganismos que éstos pueden contener, se transmitan hacia las superficies limpias o incluso al paciente. Todos los componentes de los uniformes quirúrgicos tienen ese objetivo, evitar la transmisión de cualquier agente biológico que pueda comprometer la seguridad de los espacios médicos.

Sin embargo, en el caso de los zapatos el cuidado debe de ser especial, pues son los que mayor contacto tienen con agentes infecciosos y microorganismos dañinos. El calzado está concebido principalmente para proteger al pie de diversas condiciones del clima, así como de las superficies en las que se camine, ya sean pasto, pavimento, tierra y un largo etcétera, por lo que todo el tiempo tocan superficies sucias y, por lo tanto, propensas a transmitir enfermedades.

El calzado de uso diario acumula basura, polvo y todo tipo de microorganismos, de tal manera que si éste tiene un contacto directo con una superficie limpia, la puede alterar y comprometer, transmitiendo así las bacterias hacia el interior de los espacios que necesitan de una excelente pulcritud.  Poner especial cuidado en esta parte es esencial, con el fin de evitar que los pacientes se vean afectados por la agravación de sus padecimientos a causa de estos agentes.

Es por eso que resulta de vital importancia utilizar cubre zapatos fabricados con materiales de la más alta calidad, que sean cómodos, duraderos y capaces de resistir las largas horas de sesión de algunas intervenciones quirúrgicas, ya que si se rompen en medio de una operación, de poco servirán. Además, es necesario que tengan una buena tracción, ya que en los quirófanos constantemente se derraman en el suelo ciertas sustancias, las cuales pueden ocasionar que el personal médico se resbale.

Evidentemente, no en todas las zonas del hospital es necesario portar el uniforme quirúrgico, por ejemplo, los pasillos, la entrada o el jardín están exentos de las medidas de limpieza dictadas por los reglamentos de los hospitales, pues ahí no se realizan exámenes ni intervenciones que expongan al paciente.

Las áreas dentro de un hospital o clínica médica en la que se deben de mantener altísimos estándares de limpieza son las siguientes:

Quirófano. Esta es la zona en la que los pacientes se encuentran más expuestos, pues aquí se realizan intervenciones quirúrgicas, en las que por lo general se le realizan incisiones al enfermo, con el fin de que el médico tenga acceso a ciertas partes del cuerpo y pueda tratarlas por una gran gama de padecimientos.

Laboratorios. En este lugar, los investigadores y analistas manejan las muestras de sangre, orina y heces de los pacientes, con el fin de realizarles los estudios necesarios y determinar qué es lo que les está afectando. Asimismo, es en los laboratorios en los que se manipulan sustancias químicas para los medicamentos.

Por otra parte, los laboratorios que están dedicados específicamente a la investigación necesitan también mantenerse limpios y libres de microorganismos externos, ya que ellos pueden alterar los resultados de ciertas pruebas o estudios.

Terapia intensiva. En la unidad de cuidados intensivos que se ubica dentro de un hospital, los médicos tienen en constante vigilancia las condiciones de salud de los pacientes, mismos que presentan una condición de mayor gravedad que los que tienen un cuarto asignado. La terapia intensiva tiene como finalidad el monitoreo y cuidado de las personas con riesgo de que sus padecimientos se agraven de un momento a otro, por lo que el personal médico sólo puede acceder a esta área con el equipo de protección.

En resumen, los beneficios que tienen los cubre zapatos son los siguientes: mantienen las superficies que pisan en completa limpieza, no producen pelusa, son una barrera en contra de los microorganismos dañinos, son ajustables a la forma y tamaño del pie, son antiderrapantes, es fácil caminar con ellos y son desechables.

La mejor manera de conseguir cubre zapatos de calidad es con un buen proveedor de insumos de higiene para el área médica, por lo que te recomendamos adquirirlos con ESC Representaciones, una empresa que se dedica a la distribución de insumos de limpieza para todo tipo de industrias.

ESC Representaciones abarca los estados del norte, centro y sur de México y, gracias a los convenios que tiene con las mejores empresas de paquetería, es capaz de ofrecer artículos de las marcas más reconocidas a nivel internacional a precios preferenciales.

En los catálogos digitales que tenemos dentro de nuestra página de internet, encontrarás una gran cantidad de artículos para tu empresa, principalmente si se dedica al giro de la industria alimentaria o de la salud. No dudes en hacernos tu socio comercial, para más información, contáctanos a nuestros teléfonos o vía correo electrónico.

2014 © ESC Representaciones S de RL